La energía solar como solución a la escasez de agua

elevated 14 Aug, 2018 Blog

La escasez de agua representa uno de los más grandes retos a los que el ser humano tendrá que enfrentarse en el futuro, es por esto que la comunidad científica ha puesto sus esfuerzos en conseguir fuentes alternativas de abastecimiento del vital líquido.

Es por esto que a mediados del año 2015, un equipo del MIT en los EE. UU, se adjudicó el premio DESAL 2015 (premio que celebra las mejores soluciones a la escasez de agua en los países en desarrollo) tras crear una maquina que convertía el agua salada en agua potable, a través de la energía del sol.

La invención del equipo funcionaba mediante el uso de paneles solares para cargar un depósito de baterías que alimentan una máquina de electrodiálisis, la cual, elimina la sal del agua y la hace perfectamente potable.

David L. Chandler comento al MIT News:

“La electrodiálisis funciona al pasar una corriente de agua entre dos electrodos con cargas opuestas. Debido a que la sal disuelta en agua consiste en iones positivos y negativos, los electrodos extraen los iones del agua, dice Winter, dejando agua más fresca en el centro del Una serie de membranas separa la corriente de agua dulce de las cada vez más saladas “.

Imagen relacionada

Este avance en el año 2015, sin duda, fue el puntapié inicial para que científicos e ingenieros en todo el mundo buscaran masificar esta gran idea, este es el caso de la científica mexicana Ana Elisa Silva Martínez, quien logró mejorar y masificar la idea premiada el año 2015.

Su método consiste en la creación de un invernadero de plástico que consigue desalinizar 60 litros de agua produciendo 5 litros de agua potable aprovechando la energía solar y el proceso de condensación del agua.

Sin dudas un procedimiento  ambientalmente amigable, ya que, no impacta la ecología del sector al no requerir electricidad.

El método reproduce otros mecanismos presentes en la misma naturaleza, por lo que resulta sencillo y de bajo costo para abastecer del líquido a comunidades que habitan cerca de las costas.

Aunque es menos eficiente que otros y generalmente requiere grandes cantidades de terreno, la propuesta es colocar invernaderos en las azoteas de las viviendas para aprovechar mejor el espacio, y exponer el líquido a la radiación solar, de este modo las familias pueden “autoabastecerse” de agua potable.

Convertidor de agua potable

La clave es capturar el agua antes que se ensucie con la tierra.

El líquido ya procesado tiene de 40 a 100 miligramos por litro de sales, es decir, entra en la norma dentro de la categoría de agua potable por lo que este método podría ser útil en regiones costeras de Nayarit, Baja California, Sonora, Sinaloa, Guerrero, Chiapas, Jalisco, Veracruz y la península de Yucatán.

Fuentes: Science Alert y Arabuko

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *