El sol: fuente de energía limpia e ilimitada

elevated 14 Aug, 2018 Blog

¿Un sol en la tierra? Aunque parezca imposible, este concepto podría ser realidad. Producir energía de fusión nuclear es una de las grandes promesas de la ingeniería a nivel mundial, siendo nombrada como la “energía del futuro” constantemente.

Ante esto, un grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y la empresa Commonwealth Fusion Systems, están construyendo una planta nuclear que podría producir energía limpia e ilimitada, tal como lo es el sol actualmente, y de paso, terminar con la eterna promesa de la energía mundial.

Su objetivo es tener, dentro de 15 años, una planta de energía que trabaje como un microsol que produzca un calor capaz de generar 200 megavatios de manera continua y sin producir contaminación. Esa cantidad de energía alcanza para alimentar una ciudad pequeña, de unos 200.000 habitantes.

Si tenemos éxito, sería la primera vez que esto se lograría”, le dice a BBC Mundo Martin Greenwald uno de los líderes del Centro de Fusión y Ciencia de Plasma del MIT, que desarrolla este proyecto al que han llamado Sparc

Cuando nos hablan de plantas nucleares es común recordar catástrofes como las de Chernóbil en 1986 o Fukushima, en 2011, ante estas dudas, Greenwald cree que este es un proceso completamente diferente.

La energía nuclear ordinaria utiliza átomos muy pesados como uranio o plutonio que se rompen y liberan energía, en un proceso llamado fisión, similar al que se usa para construir armas nucleares.

La fusión, es el proceso contrario, en el que elementos livianos como el hidrógeno se unen y producen helio.

Según Greenwald, en un experimento como Sparc no hay manera de que se genere una reacción en cadena como la que ocurrió en Fukushima. “Si quieres detener la reacción, simplemente cierras la válvula”.

Los insumos con los que trabajará el Sparc son principalmente el hidrógeno, del que según los investigadores del MIT “hay suficiente en la tierra para suplir las necesidades de los humanos durante millones de años”, con lo cual una máquina de fusión nuclear tiene el potencial de generar energía prácticamente ilimitada.

Además, como la fusión no se produce a partir de combustibles fósiles, no genera gases de efectos de invernadero u otros contaminantes como el dióxido de azufre ni partículas como el hollín.

 

Fuente: ElMostrador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *