14 Mar, 2022 Blog

Alemania tiene como objetivo abastecer toda su demanda de electricidad a partir de fuentes de generación de energía renovable para 2035, según un borrador del documento del gobierno al que ha tenido acceso Clean Energy Wire

El nuevo objetivo aceleraría la transición energética del país en comparación con su objetivo anterior de abandonar los combustibles fósiles “mucho antes de 2040”.

Según el documento, la enmienda correspondiente a la Ley de Fuentes de Energía Renovable (EEG) del país está lista y la participación de la energía eólica o solar debería alcanzar el 80% para 2030.

Para ese año, la capacidad solar fotovoltaica de Alemania se triplicaría con creces a 200 GW, reveló el documento, mientras que la capacidad de energía eólica terrestre se duplicaría a 110 GW, y la eólica marina alcanzaría los 30 GW.

Alemania se ha visto presionada por otras naciones occidentales para volverse menos dependiente del gas ruso, sin embargo, sus planes para eliminar gradualmente las centrales eléctricas de carbón para 2030 y cerrar las centrales nucleares para fines de 2022 han limitado sus opciones para generar suministros de electricidad.

Según el documento, se mantendrán las subastas gubernamentales que recompensan a la oferta más baja otorgándoles un pago de alimentación garantizado. Pero para la energía solar fotovoltaica montada en tierra y algunas instalaciones eólicas marinas, el ministerio propone entrar gradualmente en un esquema de “contratos por diferencia” (CfD). Con esto, se garantiza un pago mínimo por kilovatio-hora a una instalación, pero si el operador puede vender su electricidad a precios más altos, debe devolver sus ingresos por encima del ingreso mínimo.

Otros cambios incluyen excepciones del proceso de licitación para proyectos renovables administrados por ciudadanos y mayores pagos a pequeñas instalaciones solares en los tejados. Será más fácil para los municipios beneficiarse financieramente de las instalaciones eólicas terrestres y solares fotovoltaicas montadas en el suelo.

Se abolirá una disposición controvertida que solía reducir automáticamente los subsidios solares a medida que aumentaban las adiciones de capacidad. En cambio, el ministerio podrá cambiar “manualmente” las remuneraciones para la pequeña energía solar fotovoltaica mediante una ordenanza.

Los subsidios a la bioenergía se centrarán más en “centrales eléctricas de carga máxima altamente flexibles para que la bioenergía pueda aprovechar cada vez más sus puntos fuertes como fuente de energía almacenable y hacer una mayor contribución a un suministro de energía seguro”, dice la propuesta.

El ministro de Economía, Robert Habeck, dijo que la expansión acelerada de la capacidad de las energías renovables es un elemento clave para que el país sea menos dependiente de los suministros de combustibles fósiles rusos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *